La falda-vestido de la discordia

 

Hace tiempo cuando estaba en la Escuela de Estilismo de Bruxelas, tuve que realizar una falda como uno de los trabajos de moda para el curso de estilismo.

Teníamos un trozo de tela de 1m cuadrado con un dibujo abstracto bicolor. El mio era morado.

Mi compañera de piso, Anne Claire, que era francesa,y yo trabajamos durante noches enteras para terminar nuestras faldas.

Llegado el día de presentarla, mi falda no tuvo mucho éxito y la llevé a casa de mi madre donde la guardé en un armario. Ocupaba muchísimo espacio y mi madre, que ya tiene la casa llena de todas las “obras de arte” que hice desde pequeña, esperaba que me decidiese a tirar lo que, a su entender, parecía ser una bola informe de tela.

ImagenObviamente después del trabajo que me llevó mi falda, yo no pensaba deshacerme de ella.

Desde entonces sigue en el armario a la espera de que le haga algunas fotos chulas  para mi web, porque después de tanto tiempo ¡sigo pensando que no está tan mal!

A vosotros ¿qué os parece?

Vale la pena experimentar y salirse de lo estandar , yo como diseñadora creo que sí ¿y tu ?